El pequeño cuervo y la luna

por patricia el 12/04/2013

CuervoLuna

ISBN: 9788496646582

Autor: Marcus Pfister

6 a 8 años

Mi valoración

6.5/10

Otros lectores

---/10

El pequeño cuervo y la luna es un libro escrito e ilustrado por Marcus Pfister y editado por Lóguez.

Tres cuervos andan aburridos y quejándose de que nunca pasa nada. Pero uno de ellos les recuerda aquella vez que, hace mucho tiempo, de uno de los huevos nació un cuervo dos días más tardes que el resto. El cuervo recién nacido es muy pequeño sin apenas plumas. Con su esfuerzo, se convierte en un ágil volador, pero se siente solo, y cuando le pide a los demás cuervos que le dejen jugar con ellos, le dicen que antes tiene que volar hasta la luna. El pequeño cuervo no sabía que era una broma, así que para la luna se fue. A la mañana siguiente, se encuentran al pequeño en el suelo, agotado y triste por no haberlo conseguido. Pero los demás aprecian su valentía y le aceptan en el grupo.
Este es un libro que lo compré hace bastante tiempo porque la portada me encantó. Al volver de su viaje a la luna, el cuervo tiene parte de las plumas doradas, y así quedan reflejadas en la portada. A este libro, álbum ilustrado más que libro, lo considero un libro educativo, no  un libro de entretenimiento. La historia me ha recordado mucho a aquella escena de El Libro de la Selva del principio en el que Mowgli quiere jugar con los demás monos y le dicen que antes tiene que coger un pelo de elefante. Como libro para que se lo lean los niños en casa por el placer de leer no me ha gustado, no es el típico libro que solamos leer en casa, como ya sabéis.

CuervoLuna.Interior

No obstante, tampoco voy a decir que sea un mal libro; las ilustraciones me encantan, y el hecho de que el cuervo tenga las alas plateadas me parece muy original y llamativo, en especial para los más peques.Pero como digo siempre, para leer en casa mis peques prefieren libros de aventuras, fantasía, … Considero que es un libro que puede ser bueno en una sesión de biblioteca del colegio, actividad de cuenta cuentos en casa o en la ludoteca, que se lea entre todos y hablar después del tema.

Si sois profesores o educadores y buscáis un cuento en valores que sirva para hablar sobre el no dejar al lado a alguien por ser diferente, me parece un libro recomendable. Si buscáis un libro para que el peque simplemente lea para entretenerse, no creo que sea el adecuado. Mi nota: un 6.5 sobre 10.

El Pez Arcoiris y la Cueva de los Monstruos Marinos

por patricia el 05/12/2011

PerArcoirirCuevaMonstruos

ISBN: 9788448821937

Autor: Marcus Pfister

3 a 5 años 6 a 8 años

Mi valoración

8,5/10

Otros lectores

---/10

El Pez Arcoiris y la Cueva de los Monstruos Marinos, escrito por Marcus Pfister y editado por Beascoa, es uno de los 6 libros que narra las aventuras del Pez Arcoiris en el fondo del mar.

En esta ocasión, el pez Chichones está enfermo y debe de tomar algas rojas para recuperarse. El problema está en que el único sitio en el que crecen las algas rojas es al otro lado de la cueva de los monstruos. El Pez Arcoiris, junto con su amigo el pececito azul, se arma de valor para atravesar dicha cueva y conseguir algunas algas rojas para el pez Chichones.

Esta aventura del pez arco-iris la descubrimos en la biblioteca y mi hija decidió sacarlo porque ya había leído otra de las aventuras del pez Arcoiris (en concreto El pez Arcoiris descubre el mar profundo) y le había encantado. Y nos ha encantado a las dos, a mí personalmente mucho más que el primero que leímos. Es un libro que es muy fácil de leer, con unas ilustraciones que llaman mucho la atención, y la historia me parece muy educativa; a la vuelta, cuando han de atravesar de nuevo la cueva, descubren que no se debe de tener miedo de lo que no se conoce, ya que no todo es lo que parece.

Un buen libro, muy recomendable para regalárselo a los más peques mayores de 3 o 4 años hasta los 7 u 8. Los más pequeños disfrutarán de las ilustraciones, y los más mayores disfrutarán también de la historia y la aventura. Mi nota: un 8,5 sobre 10. Por ponerle una pega, los libros tan grandes son muy complicados de guardar…